Diseño de calles y avenidas eficientes

Es posible reconocer ciertos factores en común que se pueden tener en cuenta al momento de planificar la construcción o el rediseño de una avenida.
Según una publicación elaborada por una institución chilena (NACTO) se aconseja tener presentes ciertos elementos de diseño urbano.
Titulada “Guía de Diseño de Tránsito de una Calle”, esta publicación parte de la premisa que el tránsito es la pieza central de cualquier remodelación de una avenida o calle y que implementando ciertas herramientas es posible priorizar el tráfico y volverlo más seguro para todos. Asimismo, plantea que la estrategia de sistema de tránsito tiene que cumplir con dos objetivos; primero, proporcionar usos de suelo mixto; y segundo, otorgar tiempos de viajes que sean razonables y confiables.
En uno de sus capítulos, llamado “Medir una calle”, la asociación plantea cómo se puede evaluar el rendimiento de una calle, enfocándose en cómo funciona la calle como un corredor de transporte y cómo actúa como un foco de inversión y un espacio público, según cinco indicadores.

1- Seguridad:
Es un indicador que se puede medir al calcular las lesiones graves que allí pueden ocurrir y el potencial de estas lesiones, si se estiman las acciones que deben hacer los usuarios en un punto específico para evitar un accidente y midiendo la seguridad multimodal.

Ésta involucra dos opciones: la distancia de calle, que corresponde número de accidentes por cada kilómetro, o el riesgo por usuario, que es el número de lesiones por cada millón de usuarios diarios.

Asimismo, este indicador comprende determinados elementos de diseño, como la ciclovías demarcadas en los cruces, islas peatonales para darles a los transeúntes un lugar de espera más seguro, sobre todo en calles más anchas, veredas con extensiones curvas para que los peatones sean visibles en las intersecciones y pendientes suaves entre la calzada y la acera.

2- Espacios públicos y Vida social
La cantidad y la calidad de un espacio público son dos atributos que en gran medida incluye este indicador para ver si está diseñada para los peatones.

En relación al primero, la cantidad de espacio disponible, corresponde a las dimensiones de la superficie para acoger actividades cívicas, sociales y comerciales que tienen relaciones con los potenciales beneficios. en la remodelación de una calle deben estar consideradas según el flujo previo de peatones y las estimaciones que hay para una calle.

En cambio, la calidad, está vinculada a si un espacio está disponible para que cierta cantidad de personas pueda realizar actividades puntuales y si ofrece una experiencia positiva en un lugar común.

3- Salud y Medioambiente
Cuando un proyecto de transporte público se realiza con altos estándares, quiere decir que está concebido para competir con el automóvil y no en desmedro de la velocidad humana.

Bajo este paradigma, considera que las remodelaciones a los corredores de transporte deben incorporar vegetación y espacios para las actividades físicas, tales como la caminata y la bicicleta, debido a que también son tráfico como medio de transporte.

De esta manera, es posible medir si tras la remodelación de una calle aumentan los flujos de los modos sustentables y si se reducen los niveles de contaminación atmosférica.

4 – Accesos y Movilidad
Medir si en una calle se están desplazando de manera adecuada las personas, los bienes y servicios, según fiabilidad, tiempos de viaje y volumen, es una situación que la asociación recomienda que se debe hacer en diferentes días (laborales, fines de semana y festivos) y por varias horas para evitar llegar a resultados poco representativos.
• Acceso a la ciudad
• Gestión de la acera
• Tiempos de viaje
• Vehículos motorizados privados

5- Productividad económica
Este indicador tiene relación con dos rubros: el comercio y la eficiencia del sistema de transportes. En el caso del primero, la asociación plantea que cuando una calle es remodelada de la manera adecuada, el flujo de peatones aumenta y por ende también las ventas.

Respecto al segundo, la eficiencia del sistema de transportes, viéndolo desde la perspectiva de los buses, tiene referencia con el hecho que si los viajes se realizan en menos tiempo y se mantiene la frecuencia del servicio con menos vehículos en circulación, es posible destinar una cantidad de buses a otras rutas.

Fuente: http://www.plataformaurbana.cl/archive/2016/05/06/como-evaluar-el-rendimiento-de-una-calle-5-indicadores-propuestos-por-nacto/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *